30 de julio de 2011

Predicciones apocalípticas

Predicciones apocalípticas
- Vivamos sin miedo -


© 2011 Copyright Carlos Calvo - Fundador de Christ Energy Healing® y de Sanación con Energía Primordial® - Todos los derechos reservados sobre los textos. Para publicar este artículo es necesario contar con la autorización expresa del autor. You need permission from the original author to reprint/publish this article. 

Según vamos acercándonos a la fecha del 21 de diciembre de 2012 que el calendario maya establece como fin de un ciclo y comienzo de otro, las estructuras sociales y las vivencias individuales se van tornando progresivamente inestables; y tal como ha venido siendo habitual en tiempos de crisis, también están ahora a la orden del día los  vaticinios apocalípticos anunciando enfermedades, catástrofes y destrucción generalizadas.

Salvo que lo den todo por perdido, las predicciones apocalípticas suelen permitir alguna esperanza a los pocos elegidos que hayan sido capaces de "prepararse convenientemente" para lo que, según los adivinos recalcitrantes, se avecina. Unos recomendarán construir refugios para estar protegidos durante los días terribles y otros insistirán en prepararse mediante el arrepentimiento. Éstos nos urgirán para que avancemos a marchas forzadas hacia la Ascensión y aquéllos no ofrecerán recetas específicas para el momento.  Lo cierto es que, en tiempos de crisis es inevitable que se pongan en acción los profetas del desastre y que,  de paso, algunos dotados de pocos escrúpulos intenten aprovecharse del río revuelto. Recordemos, entonces, la recomendación de Ignacio de Loyola: "En época de desolación, no hacer mudanza".

Descartando de antemano a los estafadores profesionales, en el el territorio de los videntes y adivinos abundan quienes llevan a cabo sus predicciones sin haber establecido antes una auténtica conexión con la Divinidad; y sin esa conexión, aunque tengan honestas intenciones, podrán caer fácilmente en el error: bien como consecuencia de las limitaciones del Ego o bajo la influencia de los numerosos seres y entidades que pueblan nuestro universo (no todos armónicos ni bienintencionados). Así pues, seamos muy precavidos a la hora de atender mensajes canalizados ("Sed sabios como serpientes y sencillos como palomas", Mateo 10,16).

Podemos dar por cierto que los años 2012 y 2013 no van a ser más que una continuación de lo que ya estamos viviendo actualmente: una evolución rápida que irá acentuando las transformaciones sociales e individuales; pero sin catástrofes apocalípticas, rescate por parte de civilizaciones extraterrestres, paso a otra dimensión del planeta o ascensión colectiva de los pocos "escogidos". 

Ante los cambios imprevistos es fundamental que no nos dejemos vencer por el miedo, ya que se trata de la emoción humana más paralizadora y hay quienes pueden intentar utilizarla para manipularnos. Así pues, desconfiemos de quienes predigan supuestas catástrofes mediante videncia o canalización y, más aún, si pretenden vendernos fórmulas para "salvarnos" de las mismas ("Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces", Mateo 7,15). Es más que probable que a partir del 2013 o del 2014 esos falsos profetas cambien de registro y miren hacia otra parte como si nunca hubieran anunciado nada al respecto. 

Ir a Tenemos esperanza 

Don Alejandro Cirilo Pérez Oxlaj:
¡No tengan miedo!